Más que Residuos

Más que Residuos

domingo, 15 de febrero de 2015

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?


No, no te has equivocado, este blog va sobre residuos, y el título de este post solo es una referencia a la manipulación del lenguaje que, como no podía ser menos, también se da en este ámbito.



Es probable que, conozcas o no este sector, te venga a la cabeza más de una forma de manipulación de las palabras, cambios de sentido, eufemismos..., que hayas podido oír o leer cuando se habla de gestión de residuos. Yo hoy quería hablar sobre la forma en que, sobre todo políticos municipales, se refieren precisamente a la basura.

Cada día leo numerosos comunicados y notas de prensa sobre gestión de residuos urbanos, muchas de ellas emitidas por los propios ayuntamientos, cuando inauguran una nueva planta de reciclaje, instalan modernos contenedores, adquieren nuevos camiones de recogida, etc. Por supuesto, me parece muy bien que, como en cualquier otro ámbito de la actividad municipal, se comunique a la ciudadanía lo que se está haciendo en el campo de los residuos, que por cierto, aunque quizás menos visible, es una de las principales preocupaciones de los políticos.

El problema viene cuando se pretende engañar a la población mediante una burda manipulación de las palabras y los conceptos, con la intención de dar a entender que se está haciendo más de lo que en realidad se hace. Un ejemplo sangrante lo tenemos cuando oímos utilizar el término “basura orgánica” o “residuos orgánicos” para referirse a la basura en masa o fracción resto –conocida popularmente como “basura normal”, es decir, la que no se deposita en ningún contenedor de reciclaje–.

Contenedor identificado para recogida de la fracción resto

Causa estupor ver cuántos alcaldes y concejales utilizan –no dudo que de forma consciente– esta expresión. Y no contentos con ello, lo dejan claramente visible en las inscripciones de los propios contenedores.

Como es sabido, la recogida separada de residuos orgánicos –o biorresiduos– en España está aún en pañales, y aparte de experiencias más o menos extendidas en Cataluña, Navarra, País Vasco y Baleares, apenas ha empezado a arrancar en el resto del país. Sin embargo, uno pasea por algunas ciudades españolas donde sabe que no existe aún recogida selectiva de materia orgánica y se encuentra con estos contenedores de “residuos orgánicos” que en realidad están destinados a la basura en masa. Y parece una burla.

Contenedor de recogida selectiva de biorresiduos

Dado que se calcula que alrededor de la mitad del cubo de la basura está formado por restos orgánicos –básicamente de alimentos–, su recogida separada es uno de los ámbitos donde más se puede avanzar en el campo de la gestión de residuos, por su enorme potencial para producir compost de calidad y energía en forma de biogás, y de paso reducir sustancialmente la cantidad de residuos que se envía a los vertederos.

La Directiva marco de residuos conmina los Estados miembros a recoger los biorresiduos de forma separada y someterlos a un tratamiento adecuado. Y el recientemente retirado Paquete de Economía Circular ya contemplaba la prohibición de enviar a los vertederos residuos reciclables –entre ellos los biodegradables– en 2025. Esperamos ver pronto si cuaja una nueva propuesta de la Comisión Europea al respecto, pero es evidente que la recogida selectiva de residuos orgánicos es un tema prioritario en el ámbito de la gestión de los residuos en Europa.

Gran idea la de los contenedores adaptados, pero no es de materia orgánica sino de "basura normal"

En el Estado español, algunos municipios y comunidades autónomas parece que han captado el mensaje y se han ido adelantando. Serán los que luego reciban a las nutridas delegaciones de otros territorios que querrán ver cómo lo hacen y poder aplicarlo ellos también, no les vayan a quitar los fondos europeos que recibieron para la gestión de residuos. Otros, por lo visto, se conforman con manipular las palabras y cambiar las inscripciones de los contenedores. Y de momento van tirando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario